.

PRIMERA PROFECÍA MAYA



Dice esta profecía que el mundo terminará el 22 de diciembre del 2012 y con esto el final del miedo, en este día la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como especie que somos o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo de que todo tiene vida y que somos nosotros los seres humanos parte de ese todo, el universo, para poder existir en una nueva era de luz, si no elegimos esta opción cavaremos nuestra propia tumba.

Esta primera profecía nos dice que todos estos cambios empezaron a partir del año 1992 y que culminará en el 2012, dice que la humanidad entrará en su último periodo de aprendizaje y de grandes cambios. Nos anuncia también que luego de empezado este período, después de 7 años, comenzará una época de oscuridad, el hombre se enfrentara con sigo mismo, con la naturaleza y con el planeta donde vive, advirtiéndonos que debemos cambiar y ponernos en sintonía con nuestro universo, con nosotros mismos, apreciando el mundo que nos dieron nuestros ancestros.

A partir del año 1999, nos quedan sólo 13 años, para poder realizar los cambios, que nos desvíen de la destrucción al que estamos avanzando.
Lo que debemos hacer es abrir nuestras conciencias y nuestras mentes, ver lo que nos rodea y entender que nuestro mundo se está enfermando, hay hambruna, terremotos, maremotos, inundaciones, es el momento de cambiar, estamos a tiempo de revertir todo, debemos cambiar de pensar, de dejar de lado los malos pensamientos y ser más humanos. Los Mayas sabían muy bien que nuestro Sol es un ser vivo que cada cierto tiempo, esto sucede cada 5121 años, cuando se sincroniza con la galaxia, que cada cierto tiempo ocurren  erupciones solares y cambios magnéticos, ellos predijeron que a partir de ese movimiento del sol se producirían grandes cataclismos, estos procesos son cíclicos y nunca cambian. La tierra a consecuencia de esto se ve afectada mediante un desplazamiento de su eje de rotación.

Ellos aseguran que lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos, siempre en un proceso a la perfección ( recordemos el mensaje de Jesucristo en la Biblia: “sed perfectos como lo es su padre en el reino de los cielos).

Los Mayas predijeron que el sábado 22 de diciembre del 2012 el sol al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia cambiando su polarización y produciendo una gigantesca llamarada radiante.

La humanidad deberá estar preparada para atravesar la puerta que nos los mayas dejaron abierta para este momento, transformando a la humanidad actual basada en el miedo en una vibración mucho más alta de armonía, sí pudiéramos transformar el miedo en valor, seríamos diferentes, otra cosa más solo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta, es como si en cada lugar del mundo las personas comenzaran a desaparecer de sus lugares transportándolas a un lugar lleno de luz y paz, y de esa manera  dar comienzo a una nueva era, en un sexto ciclo del sol.

No vivamos con miedo, no dejen que sus vidas se transformen en un gran desperdicio, vivan sin miedo y de cara al sol.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante el artículo, esperemos al 22 de diciembre del 2012, sólo que espero que sea un día de iluminación universal.

Francisco Landauro.

Anónimo dijo...

Gracias por la sanación, mi matrimonio ahora cambió, nos hemos dado la oportunidad de volver a ser una familia, estamos haciendo proyectos, gracias Angel de la luz, por hacer realidad nuestros deceos.

Eternamente agradecida,

Marcela Velasco.

Entradas más vistas

CONSULTAS:

Orientacion profesional, temas de cambio de vida, coaching terapéutico, lectrura del Tarot, sanación con imposición de manos, lectura del Tarot Egipcio Antiguo, videncia.


Horario de Atención:
Lunes a Viernes 10 a.m. - 7 p.m.

DATOS DE CONTACTO:
Lic. Monika
El Ángel de la luz.
e-mail: monica@angelyluz.com
Teléfono: 3654114


DEPÓSITOS

Banco de Crédito
Número de cuenta: Ahorros en soles 193-19699237-0-17
Realizarlo por transferencia bancaria o en agentes BCP.