.

Identificar la posesiones demoníaca

Como identificar una posesión demoníaca


A lo largo de la historia diferentes culturas, civilizaciones y religiones hablan de espíritus desencarnados que invaden los cuerpos vivos de los seres humanos, controlando sus propios deseos de forma física. La actual Iglesia Católica es una de las instituciones que cree en la idea de la posesión demoníaca,  promoviendo en cierta medida, al tener sus propios equipos de investigación y especialistas en exorcismo. Pero también hay que decir que en el pasado la Iglesia (debido a la falta de conocimientos sobre la ciencia y las enfermedades mentales asociadas) han cometido ciertos errores a la hora de “exorcizar” a personas que sufrían enfermedades psiquiátricas. Un ejemplo de esto es que hace siglos atrás cualquier persona con el síndrome de Tourette u otras psicosis como la esquizofrenia se consideraban posesión demoníaca.  Con el avance de la ciencia en el área del análisis en el cerebro humano y el concepto de las enfermedades mentales la posesión ha quedado relevada a un segundo término. Asombrosamente, incluso la Iglesia ha llegado a aceptar ciertos descubrimientos sobre las enfermedades mentales, a pesar de que la Iglesia católica y la ciencia han tenido ciertos desacuerdos.

Perola razón universal no la tiene tampoco la ciencia, y algunos casos van más allá de toda racionalidad. con el avance de la ciencia se ha pasado de creer que todas las personas que tenían una rara enfermedad mental eran posesiones a desacreditar cualquier caso de posesión. Con el paso del tiempo, expertos afirman que las posesiones han cambiado radicalmente y en la actualidad las entidades demoníacas utilizan las posesiones para utilizan a sus víctimas en momentos puntuales para realizar una acción en concreto. Existen muchas personas que afirman haber perdido la noción del tiempo y no recordar nada después de haber hecho una acción de violencia no natural en ella. Esto es aparte de los actos cometidos por delincuentes o personas violentas por sí mismas. Recordemos que “el mayor logro del diablo es hacer creer que no existe”. Pero con el paso del tiempo muchas personas se preguntan: ¿Son reales las posesiones demoníacas y como se puede saber si una personas está poseída?

Las fases de la posesión
Según los expertos la posesión demoníaca consta de 5 niveles:
Manifestación
En esta etapa, una persona sin ningún tipo de intención invita a la entidad a entrar en su cuerpo. La entidad se siente atraído por el individuo de mente más débil o de baja autoestima. También existen casos en que la entidad accede a su víctima sin permiso alguno.
Infestación
En este nivel el demonio empezará a utilizar a su victima en lo que puede parecer típicos signos demoníacos inteligentes. La entidad puede presentarse como el espíritu de un ser querido o incluso de un ángel. Se gana la confianza de su víctima, por lo que la entidad puede influir en la persona y, finalmente, tomar el control total. Algunos signos de infestación demoníaca incluyen sombras o figuras extrañas que se mueven sin ninguna explicación, sonidos de pisadas o incluso líquidos que se filtran a través del suelo o las paredes.
Opresión
Cuando un individuo está bajo la opresión demoníaca la entidad comienza a afectar a la persona psicológicamente, físicamente y emocionalmente. El objetivo es hacer que la víctima renuncie a la lucha o a la voluntad de vivir y sobre todo a su alma, pudiendo conseguirla mediante el suicidio.
Posesión
Cuando una persona llega a este nivel se le llama posesión completa. El demonio o diablo ahora tiene el control sobre los pensamientos individuales de las emociones y de la conducta. Cuando la víctima está siendo poseída por lo general se escuchan extrañas voces amenazantes.
Destrucción de la victima
El único propósito de la posesión es la muerte del huésped. Cuanto más dolor y sufrimiento que la entidad pueda hacer, mejor.

Signos de posesión
Los signos que determinan si una persona está poseída por una entidad externa.
·          
·         Evidencias de auto mutilación.
·         La victima maldice cuando no es parte normal de su carácter.
·         Aversiones repentinos a los lugares y objetos religiosos, sobre todo al punto de destruirlos o incluso llegar a difamar a esos mismos lugares u objetos como cruces, cálices o iglesias.
·         La victima puede llegar a ser amenazante, abusiva o violenta sin motivo aparente. Sobre todo estas características son especialmente notables cuando la persona arremete o daña a los animales inocentes.
·         Un aumento repentino en las tendencias o deseos sexuales también pueden indicar la posesión demoníaca.
·         Tener un cambio en el paladar también puede ser un signo de que la víctima podría rechazar sus alimentos favoritos sin ningún tipo de explicación, detrás del cambio vinculado o incluso empezar a disfrutar de los alimentos que antes detestaba.
·         Durante la noche, cuando la mente está más vulnerable, la víctima en cuestión también puede sufrir de pesadillas o terrores extremos severos que no son normales para el individuo o están ocurriendo sobre una base consistente.
·         Perdidas frecuentes en su memoria o perdidas de grandes lapsos de tiempo en el mismo día, ya que este rasgo puede ser clave para identificar los momentos en que la entidad controla la forma física del ser humano.
·         La victima puede comenzar a hablar en lenguas que no conocía o incluso a hablar su lengua habitual con extraños acentos que no son su manera natural de hablar. Otros signos que están vinculados a la posesión son los cambios de voz o con tonos de frecuencia baja a alta incluso para un tipo gutural de gruñido. Otro cambio bastante extraño y desagradable en la voz de la víctima es cuando se puede escuchar múltiples voces que vienen del cuerpo físico durante un periodo de tiempo determinado.
·         El individuo puede parecer catatónico pasándose largos períodos de tiempo sin pestañear. Debido a que estos síntomas particulares también pueden indicar ciertas condiciones neurológicas, hay que tener en cuenta el historial clínico del individuo.
·         La forma física de una persona puede llegar a ser anormalmente rígida hasta el punto de que no pueden moverse o ser desplazadas incluso por más de una persona.
·         La persona también puede demostrar las diversas formas de conocimiento sobrenatural, como la precognición hablando de eventos futuros o la retrocognición donde tienen conocimientos de acontecimientos pasados sin que la víctima hubiera sabido.
·         Ya que se dice que los ojos son la ventana del alma, los cambios físicos pueden afectar a los ojos de la víctima en cuestión. El color de los ojos puede cambiar a diferentes colores de forma natural. Otra forma de los ojos puede ser una señal importante de la posesión cambiando del color normal del del ojo al negro oscuro.
·         Los movimientos inusuales del cuerpo de la víctima son también un punto importante a tener en cuenta. Puede parecer que se deslizan en lugar de caminar o incluso pueden retorcer su cuerpo de forma extraña y aparentemente imposible. La levitación es también un signo potencial que apunta fuertemente a la posesión demoníaca.
Existen otros puntos a tener en cuenta como los fenómenos poltergeist sumados a la actividad demoniaca, movimientos extraños de objetos, misteriosos ruidos o según afirman los expertos una bajada repentina de la temperatura.


Category: 0 comentarios

Entradas más vistas

CONSULTAS:

Orientacion profesional, temas de cambio de vida, coaching terapéutico, lectrura del Tarot, sanación con imposición de manos, lectura del Tarot Egipcio Antiguo, videncia.


Horario de Atención:
Lunes a Viernes 10 a.m. - 7 p.m.

DATOS DE CONTACTO:
Lic. Monika
El Ángel de la luz.
e-mail: monica@angelyluz.com
Teléfono: 3654114


DEPÓSITOS

Banco de Crédito
Número de cuenta: Ahorros en soles 193-19699237-0-17
Realizarlo por transferencia bancaria o en agentes BCP.